LEONARDO BRAVO, Gro., 29 de marzo de 2019.- Tras 40 días de plantón en Ciudad de México, las 61 familias desplazadas por la violencia amanecieron este viernes en el albergue de Chichihualco (Leonardo Bravo), a donde llegaron la tarde del jueves con la promesa de volver a sus hogares en un lapso de tres meses.

Con los desplazados de las comunidades de la sierra de Leonardo Bravo también regresaron a Guerrero las familias de Tlatempanapa, Zitlala.

El vocero Crescencio Pacheco González informó que se logró que exista coordinación entre el gobierno federal y el estatal para brindarles ayuda humanitaria, puedan regresar a las comunidades y se instalen filtros de seguridad.

Durante el primer mes, detalló, se avanzará en los censos, las denuncias correspondientes por desplazamiento interno forzado y las pérdidas, de las cuales ya hay 371 interpuestas, así como la atención a víctimas para apoyo por alimentación y viviendas.

Dijo que a la par se avanzará en la estrategia de seguridad y se pondrá en marcha el desalojo del grupo armado que se apropió de sus pueblos; entre las medidas cautelares que lograron están la colocación de puestos del Ejército en la salida de El Naranjo, Las Quebradoras, y Carrizal, los cuales no sólo estarán “de aparadores”, sino que tendrán actuación.

Pacheco González mencionó que el ofrecimiento es lograr todo en tres meses, ya que existan las condiciones de seguridad para regresar a sus casas y tener un conteo real de las pérdidas que sufrieron.

En tanto, las familias permanecen hacinadas en la cancha de la cabecera municipal de Leonardo Bravo, en donde cuentan con atención médica.