ACAPULCO, Gro., 22 de julio de 2019.- El coordinador del grupo parlamentario de Morena en el senado, Ricardo Monreal Ávila sostuvo que el despliegue de la Guardia Nacional en la entidad “tiene que hacerse rápido”, luego de que las primeras horas del domingo, cinco personas murieron y seis más resultaron heridas, en un ataque armado a un bar del puerto.

“Voy a conversar con el presidente la situación de la seguridad”, dijo al acotar que por ser representante de bancada, tiene mayor contacto con López Obrador.

Aseguró que la situación de inseguridad en Acapulco se va a resolver, tras señalarle que la tardanza del despliegue está costando vidas.

Se le preguntó si la falta de recursos, los cuales refieren los alcaldes para habilitar espacios que sirvan como bases operativas son motivo para que el despliegue no se haya concretado, respondió que el asunto “será resuelto presupuestariamente” aunque en septiembre, cuando lleguen las propuestas de presupuesto de 2020.

“Vamos a dar mucha importancia para que la Guardia Nacional tenga solvencia económica y no tenga restricciones en su movilización. Vamos a dar atención especial en el presupuesto de ingresos y en el presupuesto de egresos”, expuso.

Monreal Ávila argumentó que el despliegue se tiene que hacer con planes y programas.

Insistió que hablará de la situación con el presidente de la República Andrés Manuel López Obrador.

Aplaudió la iniciativa del C5 (Centro de Control, Comando, Comunicación y Cómputo) que el gobernador Héctor Astudillo mantiene para Acapulco y para la cual busca mayores recursos.

“Voy a pedirle (al presidente), no deje solo a Guerrero, que respalde a Guerrero económicamente y presupuestalmente. Es una buena propuesta la del C5, lo voy a hablar con Alfonso Durazo (secretario de Seguridad Pública)”, declaró.

En entrevista luego de que presentó su libro Reforma al sistema financiero mexicano por invitación del colegio de abogados Dr. Eduardo López Betancourt, el senador zacatecano mencionó que la bancarización y la inclusión financiera en México son indispensables, pues existe una gran cantidad de uso de efectivo, que permiten corrupción y evasión fiscal.

Comentó también que la iniciativa que presentó está avanzando y podrá modificar cuatro leyes fiscales, mediante el concenso del Banco de México, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, la Condusef, la Comisión Nacional Bancaria y la Asociación de Bancos de México, para la modificación de 30 artículos.

Dijo que el sistema financiero actual del país obliga a pequeños comerciantes sin registro fiscal, al sometimiento de usuras ilegales y “verdaderos atracos” para adquirir mercancías o mantener sus comercios abiertos.

Lamentó que de tal práctica concluya con el cobro de prestamistas que, ante la imposibilidad de pago, los prestatarios paguen con su propia vida.

Sugirió formalizar los pequeños comercios de Guerrero para que accedan a créditos bancarios, con avales solidarios respaldados por la Secretaría de Bienestar pero que todos paguen impuestos.

 “En el sur (del país) es donde menos acuden a los bancos a pedir créditos, menos del 30 por ciento, en el norte el 50 por ciento”, precisó.