ACAPULCO, Gro., 19 de noviembre de 2018.- El máximo directivo de la alianza Renault-Nissan-Mitsubishi, Carlos Ghosn fue detenido en Tokio por presuntas irregularidades fiscales que  a su vez, conllevará de momento, a su cese como presidente del grupo automovilístico nipón.

De acuerdo con El Universal, Carlos Ghosn es indagado por la Fiscalía de Tokio luego de que su propia empresa condujera a una investigación interna y detectara dichas irregularidades y “malas conductas”, informó Nissan en un comunicado.

Su arresto se debe a que el empresario habría dejado de declarar al regulador bursátil de Tokio cinco mil millones de yenes (38.7 millones de euros) de sus ingresos durante los últimos cinco años.

“La investigación demostró que durante muchos años tanto Ghosn como Greg Kelly (otro alto ejecutivo del grupo) han venido comunicando cantidades de compensación (financiera) en su informe a la Bolsa de Tokio que eran menores a las cifras reales”, señaló Nissan.