CHILPANCINGO, Gro., 4 de octubre de 2019.- El gobernador Héctor Astudillo Flores dijo que “las cosas evolucionan”, respecto a la aprobación de la reforma al Código Penal del Estado de Guerrero para legalizar el homicidio en legítima defensa, sin embargo, indicó que el asesinato “es algo drástico” y que no estaría de acuerdo en transitar por esa ruta.

En entrevista este viernes señaló que las circunstancias cambian y que el Congreso local hizo las valoraciones que consideró para aprobar la reforma en la legítima defensa, y que no todo para en el procedimiento del poder Legislativo, pues siempre hay expresiones y posiciones, por lo que hay que ver qué vendrá después.

Al preguntarle si prevé que esta reforma ocasione un incremento en la compra de armas, Astudillo Flores respondió que ya hay muchas. “Estados Unidos vende muchas armas y se pasan muchas armas, esa es parte del problema”, expresó.

Por otro lado, sobre los recursos que se obtendrán por la aprobación de la declaratoria de emergencia tras las lluvias provocadas por la tormenta tropical Narda, apuntó que se camina en ese asunto y que el jueves se dio un paso importante con la instalación del Comité de Evaluación.

El gobernador admitió que no será sencillo que la federación acepte incluir los otros 16 municipios que solicitó que se agreguen a la lista, y adelantó que, de no admitirlo, el gobierno del estado verá la manera de ayudarlos, aunque no cuente con el dinero.

En otro tema anunció que el martes de la próxima semana, el presidente Andrés Manuel López Obrador visitará el municipio de La Unión, pero no dio más detalles.

En cuanto a un supuesto toque de queda en Apaxtla, que circuló en redes sociales y fue retomado por algunos medios de comunicación, Héctor Astudillo aseguró que no hay nada de eso y que ha hablado con el presidente municipal en dos ocasiones.