CIUDAD DE MÉXICO, 7 de octubre de 2020. — Con un juicio abierto se tendrán que ventilar y deliberar todas las acusaciones por narcotráfico y sobornos que recaen en contra del ex secretario de Seguridad Pública federal, Genaro García Luna.

Este miércoles por la mañana se realizó una audiencia pública con el juez Brian Cogan, quien al comenzar se molestó por interferencias y micrófonos abiertos de los periodistas mexicanos que participaban vía remota, medida acatada por la pandemia, por lo que suspendió la actividad.

Tras retomar el proceso en la Corte de Nueva York, en Estados Unidos, luego de un receso de 25 minutos, el juez Cogan leyó los cinco cargos por los que será procesado García Luna, entre ellos la “conspiración criminal para traficar cocaína” desde que era servidor público federal de confianza en México, ya que fue funcionario en el sexenio de los ex panistas Vicente Fox Quesada, al frente de la agencia de Investigación Criminal (AIC), y de Felipe Calderón Hinojosa, en la Secretaría de Seguridad Pública.

Los cargos están relacionados a su presunta pertenencia a una asociación delictiva para traficar cocaína, a cambio de sobornos del cártel de Sinaloa.

De acuerdo con la información que ha trascendido del caso, en los próximos 60 días se revisarán mil 500 llamadas que interceptaron a Genaro García Luna y se leerá un expediente de 189 mil páginas.

En la audiencia de este miércoles, se decidió programar la siguiente hasta el lunes 7 de diciembre, y el juez Cogan justificó esto por la “complejidad” del caso, así como por las condiciones sanitarias que persisten por la pandemia del coronavirus Covid 19.

Aquí la nota.