MÉXICO, 24 de diciembre de 2014.- En plena Nochebuena y bajo una lluvia inclemente, padres y familiares de los normalistas de Ayotzinapa desaparecidos marcharon por avenida Paseo de la Reforma hasta llegar a las inmediaciones de la Residencia Oficial de Los Pinos, donde exigieron la aparición con vida de los estudiantes
 
En ese sentido, Milenio reporta que los manifestantes aseguraron que no permitirán que estas fechas se usen para el olvido de lo ocurrido el 26 de septiembre en Iguala, Guerrero, ellos pues “si no hay Navidad para nosotros, tampoco para el Gobierno”.
 
“Ni Navidad ni Año Nuevo. Vivos se los llevaron, vivos los queremos” consignan igualmente en pancartas los padres de los normalistas que en punto de las 20:30 hrs. emprendieron la marcha hacia la residencia del Presidente Enrique Peña Nieto, no obstante, fue en Calzada Chivatito esquina con Reforma donde más de un centenar de granaderos les bloquearon el paso hacia Los Pinos, ellos con colocaron vallas para cerrar los accesos y resguardar el lugar.
 
Bajo la lluvia, Omar García, estudiante de normal rural “Raúl Isidro Burgos”, tomó el micrófono y afirmó que están dispuestos a llegar hasta las últimas consecuencias para encontrar a sus compañeros.
 
“Nosotros estamos dispuestos a llegar hasta las últimas consecuencias para encontrar a nuestros compañeros. No es una amenaza, ni advertencia es la determinación de los padres de familia de los estudiantes”, enfatizó.
 
Dijo que realizaron la protesta en vísperas de Navidad para demostrarle a la gente que no importa la fecha y la hora, pues la exigencia es la misma.
 
“Vivos queremos que nos los entreguen. Somos estudiantes y padres de familia que queremos un México distinto y que mejor que esta noche significativa. En esta lucha ya no hay diferencia entre un día y otro”, dijo.
 
Este viernes se cumplen tres meses de los hechos violentos ocurridos el 26 de septiembre en Iguala, Guerrero que dejaron seis muertos y 43 normalistas desparecidos y, hasta el momento, sólo los restos de uno de los estudiantes ha sido identificados: Alexander Mora Venancio
 
Leer más en Milenio