ACAPULCO, Gro., 8 de marzo de 2019.- La coordinadora del Observatorio de Violencia contra las Mujeres Hannah Arendt, Rosa Icela Ojeda Rivera criticó el aumento de crímenes contra mujeres, pese a la declaratoria de Alerta de Violencia de Género en 2017 para nueve municipios de Guerrero.

En entrevista para Quadratín después de asistir al segundo panel del Foro de Construcción Ciudadana para el Buen Vivir, Ojeda Rivera señaló que este 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, no hay nada que conmemorar, porque no hay una baja en los índices violentos.

Detalló que en 2016 se registraron 187 feminicidios, en 2017 un poco menos de 200 y 2018 cerró con 220; mientras que en el lapso 1994-2004, se documentaron 348 homicidios de mujeres, lo que significa que en menos de cinco años, ha aumentado la cifra un 400 por ciento.

“Me decían que las autoridades dicen que ha disminuido el número de feminicidios, sí de los homicidios violentos contra las mujeres, que han tipificado como feminicidios, pero no han disminuido los asesinatos en general y Guerrero sigue ubicado entre el tercer y cuarto lugar en incidencias de feminicidios”, expresó.

Apuntó que la impunidad es uno de los principales factores que mantiene estas cifras, pues no hay castigo para los responsables. “Estos asesinatos violentos de mujeres siguen perpetrándose en un porcentaje muy alto por familiares, conocidos, gente con las que tienen una relación afectiva, relación de tipo familiar”, sentenció.

Rosa Icela Ojeda reprochó que no haya programas de atención a los hijos que quedan huérfanos por el asesinato de sus madres, ya que en muchos casos necesitan atención médica, económica y psicológica.   

“Hemos tenido cambio de gobiernos municipales y es como volver a empezar, es algo muy difícil, desgastante y aquí estamos un 8 de marzo más, que sirva para sensibilizar este y otros temas que son una muestra clara de la desigualdad de nuestra entidad”, mencionó.

Dijo que durante la pasada administración que encabezó el perredista Evodio Velázquez se cerraron cinco módulos para la atención de violencia, por lo cual, exhortó a que la actual administración de Adela Román Ocampo sí dé continuidad a ese programa. “Esperamos que en este trienio se consoliden (avances), como estos cinco módulos de atención y están en diferentes colonias y perímetros de alta incidencia, criminalidad y feminicidios”, concluyó.