TEQUISQUIAPAN, Qro., 12 de diciembre de 2018.- El obispo de la Diócesis de Querétaro, Faustino Armendáriz Jiménez, encabezó la misa de cuerpo presente de las víctimas de la explosión de pirotecnia que se registró ayer en la comunidad de Fuentezuelas.

Los habitantes de la localidad acompañaron a los familiares de los deudos a dar el último adiós a las personas que perdieron la vida la madrugada del martes 11 de diciembre, cuando participaban en una peregrinación y que terminó de manera trágica al explotar la pirotecnia que se tenía para la festividad.

La nota completa aquí.