CIUDAD DE MÉXICO, 12 de diciembre de 2018.- El secretario de Hacienda y Crédito Público, Carlos Urzúa aseguró que la prioridad para el Presupuesto del próximo año, será la inversión en capital humano y físico, donde destacó que la atención a adultos mayores por justicia social y a jóvenes por un caso, incluso de seguridad nacional, son los dos programas a donde se reorientará el recurso del gasto corriente que se busca disminuir.

Durante su comparecencia ante los integrantes de la Comisión de Hacienda y Crédito Público de la Cámara de Diputados como parte del proceso de ratificación de su puesto, Urzúa detalló que se debe tener menos gasto corriente, que se refiere al gasto en nómina, en servicios personales y de todo tipo como en combustibles, coches, y todo lo incluido en lo que se conoce en el ámbito presupuestal como los capítulos mil, dos mil y tres mil.

“Lo primero que queremos hacer como gobierno, es reorientar el gasto hacia inversión en capital humano y capital físico, si no podemos reorientar el gasto y sacar más del gasto corriente a esos dos, a los seres humanos y a la inversión sobre todo en infraestructura pública, no hay manera que nosotros podamos crecer más del dos o 2.5 por ciento en promedio a lo largo del tiempo y eso si no se cae la economía estadounidense”, indicó.

Reiteró que se debe reorientar parte de ese monto a la sociedad, por lo que explicó qué hay tres programas importantes a donde se debe invertir para hacer crecer al país.

Explicó que el primer paso será la atención a los adultos mayores de 68 y más, por lo que el programa se extenderá a todo el país para que todos los adultos mayores tengan una pensión universal, aunque reconoció que la cantidad será “muy modesta”, dijo que es un primer paso y es a donde se van a dirigir parte de los recursos.

El segundo programa que está en las prioridades del Presupuesto para 2019 en materia de inversión en capital humano, son las becas que serán canalizadas por la Secretaría de Educación Pública (SEP) a todos los niveles, “va a ser difícil encontrar dinero para ello, pero lo vamos a encontrar, y va a ver becas de todo tipo para millones y millones de mexicanos jóvenes”.

Como tercer programa prioritario, y el que consideró el más importante, es el de Jóvenes construyendo el futuro, donde se apoyará a quienes no pudieron seguir con sus estudios o encuentra oportunidades de trabajo; señaló que se estima qué hay 2.3 millones de jóvenes mexicanos que no estudian ni trabajan, y dejó en claro que se hará una selección muy clara de los que puedan acceder a este programa.

La nota completa aquí.