CIUDAD DE MÉXICO, 7 de noviembre de 2018.- La Cruz Roja instaló un módulo de comunicación internacional con el que los migrantes centroamericanos que dejaron casi todo pueden mantener contacto con sus familiares en su país de origen.

Con una llamada de dos minutos y sin costo alguno, es como migrantes buscan entablar una breve comunicación con aquellos a quienes son lo único que extrañan de su tierra lejana, para hacerles saber que se encuentran bien, en esta larga travesía que han emprendido y que pese a lo agotador, los peligros, el frío, la lluvia o el calor, insisten en seguir.

Leslie Padilla encargada del módulo, comentó que es importante realizar el restablecimiento de contacto entre familiares, para que puedan estar tranquilos y seguros de que se encuentran con bien.

Detalló que los migrantes pueden establecer contacto las veces que lo requieran e incluso insistir cuando la comunicación no se pueda establecer por problemas de red, o que no se atienda el teléfono que contactaron en un primer intento.

Agregó que durante los días que han estado en el estadio de la Ciudad Deportiva en la Magdalena Mixucha, han tenido gran afluencia en las llamadas, sumando hasta 600 llamadas al día de la cuales pocas son las que no son atendidas.

La nota completa aquí.