CIUDAD DE MÉXICO, 20 de octubre de 2016.- Cientos de civiles, enfermos y heridos, abandonan la norteña ciudad siria de Alepo en medio del cese al fuego anunciado por el gobierno del presidente Bashar al–Assad, informa la agencia de noticias del Estado mexicano, Notimex.

El ejército sirio decretó una pausa humanitaria de 11 horas en Alepo, para permitir también que los rebeldes opositores abandonen la ciudad.

La pausa humanitaria entró en vigor a las 8:00 horas locales (5:00 GMT) y se extenderá durante 11 horas, aunque las autoridades sirias no proclamaron oficialmente su inicio como en treguas anteriores.

De acuerdo con cifras del Observatorio Sirio de Derechos Humanos, al menos 740 civiles han muerto, entre ellos 145 menores, y unos mil 900 han resultado heridos en Alepo desde el pasado 19 de septiembre, cuando acabó el alto el fuego de una semana, acordado por Rusia y Estados Unidos, en el país árabe.

Unas 275 mil personas estarían atrapadas en el este de Alepo, rodeadas por las fuerzas gubernamentales y con serios problemas de abastecimiento tanto de alimentos como de medicamentos.

Más información aquí.