ACAPULCO, Gro., 29 de marzo de 2019.- El delegado del gobierno federal en Guerrero, Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros, informó que se flexibilizaron algunos términos del programa de entrega de fertilizante.

En declaraciones a reporteros antes de entrar a una reunión con el gobernador Héctor Astudillo Flores y en un salón del centro de convenciones Mundo Imperial, aseguró que se busca “que ningún campesino con las características del programa se quede sin su fertilizante”.

“Se están flexibilizando todos estos mecanismos para que todos estos campesinos puedan acceder al mecanismo de entrega del fertilizante, y se tiene previsto que vamos a acudir a los lugares de más difícil acceso, donde no hay internet, con servidores de la nación y miembros del propio Ayuntamiento y del gobierno del estado, pero también vamos a tener brigadas yendo a resolver todos estos problemas”, dijo.

Estimó que el reparto comience la tercera semana de abril en “lugares más difíciles como es La Montaña y la sierra, para después con las demás regiones del estado”. Informó que se tienen más de 6 mil solicitudes que serán validadas para conformar un padrón final de beneficiarios.

Aseguró que la entrega del fertilizante debe ser una política de estado, y que organizaciones de la sociedad civil deben acompañar en ese proceso. Añadió que al tratarse de un programa piloto, a partir de la experiencia de su instauración se emprenderán acciones en otros estados del país.

“Tenemos la colaboración total del gobierno del estado, acabamos de hablar con los presidentes municipales de la región Centro, La Montaña baja y también hay una actitud de completa colaboración. Vamos a trabajar de la mano con los diferentes ámbitos de gobierno”, afirmó.

Sandoval Ballesteros indicó que la entrega del producto servirá para unas 400 mil hectáreas y se cuenta con un presupuesto estimado de mil millones.