CHILPANCINGO, Gro., 16 de diciembre de 2019.- Activistas feministas advirtieron que es inminente la Declaratoria de Alerta de Género por Agravio Comparado en Guerrero porque el Congreso del Estado no cumplió con la recomendación de homologar el Código Penal con la NOM 046, que legaliza el aborto en caso de violación.

En conferencia de prensa este lunes, las representantes de organizaciones feministas que dan seguimiento a las acciones de la primera alerta dictada desde 2017, indicaron que se venció el plazo para el Estado de Guerrero, quien no cumplió con la tarea de garantizar el derecho de las mujeres víctimas de violación a decidir la interrupción de un embarazo.

La activista María Luisa Gárfias consideró que Morena habrá de pagar la factura por en el proceso electoral 2021 porque sus diputados locales no cumplen con los principios de ese partido.

Llamó a la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia (CNHJ) de Morena que los cite para que informen su postura, e informó que las activistas emprenderán acciones contra el Congreso local, las cuales no especificó.

Marina Reyna Aguilar, de la Asociación Guerrerense contra la Violencia hacia las Mujeres dijo a todo el pleno del Congreso que los derechos de las mujeres y niñas no están a negociación o sometidos a votación.

“Que cumplan con su responsabilidad de respetar, promover, proteger y garantizar el ejercicio pleno de los derechos humanos de las mujeres y niñas como lo marca nuestra carta magna y el marco legal internacional”, exigió.

En la conferencia se criticó la postura de la presidenta de la Comisión para la Igualdad de Género, Erika Valencia Cardona, al indicar que no cederá a presiones de feministas, así como la intervención de la Iglesia Católica con diputados para evitar que se legisle, lo cual se ha publicado en diarios locales.

Gárfias Marín manifestó que la legisladora de Morena no debería estar al frente de esa Comisión pues consideró que con su postura demuestra que no le importa la vida de las mujeres.

En tanto, Reyna Aguilar informó que a nivel nacional y local existe un movimiento impulsado por la Iglesia que busca frenar las reformas legales a favor de los derechos de las mujeres, e indicó que ellas no están en favor del aborto sino de garantizar los derechos humanos y evitar riesgos en la vida de las mujeres.

En la conferencia estuvieron presentes el Grupo Interdisciplinario para la Igualdad, Asociación Guerrerense contra la Violencia hacia las Mujeres, Aliadas por la Justicia y Zihuame Xotlametzin.