CIUDAD DE MÉXICO, 27 de enero de 2018.- Es urgente regular la marihuana recreativa en México para deducir la violencia de alto impacto, indicó Semáforo Delictivo Nacional tras presentar sus resultados de los indicadores en el país.

El 2017, añadió en un comunicado, ha sido el año más violento de la historia de México. Desde que se exacerbó esta guerra, en el 2007, la violencia se ha incrementado en todo el país. El 75 por ciento de los homicidios en el país son ejecuciones de crimen organizado relacionado al mercado de drogas.

Destacó que nos debe quedar claro que la estrategia de combatir mercados de droga con policía y ejército es la peor. Los mercados se manejan con leyes económicas, no con balas.

La mejor estrategia es quitarle el negocio de la marihuana a las mafias y eso se logra con regulación. “Con menos plata hay menos plomo”, dijo Santiago Roel, director de Semáforo Delictivo, “ninguna droga debe estar en manos de las mafias”.

La marihuana es la droga más fácil de regular: no es una droga ‘dura’, no causa dependencia química, no hay ningún riesgo de muerte por sobredosis y, por el contrario, tiene grandes beneficios médicos, cosméticos e industriales.

Y tal como lo determinó la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), subrayó, el Estado no debe intervenir en la libertad individual de los mexicanos mayores de edad que deseen consumirla.

Nuestros socios comerciales la están regulando. Mientras el tema avanza por estado en Estados Unidos, este año Canadá la regulará a nivel nacional. Se estima que la regulación puede generar una industria de hasta 100 mil millones de dólares.

“Mientras ellos le apuestan a la vida y a la riqueza, nosotros seguimos apostándole a la pobreza y a la muerte”, recalcó Roel y cuestionó “¿a cuántos campesinos y pequeños propietarios podríamos sacar de la pobreza con esta estrategia?”.

Sigue la nota aquí.