GUADALAJARA, Jal., 23 de septiembre de 2018.-Tal como lo manifestó en el comunicado de esta semana a nombre de la Arquidiócesis de Guadalajara, el Arzobispo tapatío, José Francisco Robles Ortega reiteró la exigencia a las autoridades de Jalisco para que garanticen un trato y disposición dignos a los difuntos cuyos restos siguen sin identificar tras el escándalo nacional por el traslado inadecuado de cadáveres.

“Fue una noticia que trascendió a toda la República, otros países, al mundo porque es muy grave, eso nos debe de llevar a reflexionar qué es lo que está pasando, qué estamos dejando de hacer y qué valores estamos haciendo a un lado.” Dijo que la sociedad debe trabajar con las autoridades para que nunca más puedan repetirse casos así sobre todo porque hay quienes ya lo ven con mucha naturalidad.

El prelado confió en que tal irregularidad fue resultado de un descuido y falta de visión y sobre todo porque las autoridades se vieron sobrepasadas por el número de muertos y no por un acto de desprecio a los semejantes.

Advirtió que esta dolorosa situación genera desaliento en familiares de personas desaparecidas y falta de confianza en las autoridades y las instituciones.

Más información aquí.