ACAPULCO, Gro., 15 de junio de 2019.- El senador priísta por Guerrero, Manuel Añorve Baños, consideró que las negociaciones con el gobierno de Estados Unidos, ante la amenaza de aumentar los aranceles a México si no detenía el flujo de migrantes, “nos puso de rodillas” y contra la pared.

En entrevista después de asistir a un desayuno con integrantes de la Barra de Acapulco del Colegio de Abogados, Añorve Baños se dijo a favor de que continúen las negociaciones bilaterales para que “no vaya a haber otro embate de Donald Trump que ponga a temblar la economía mexicana”. 

Informó que en la comparecencia del secretario de Relaciones Exteriores Marcelo Ebrard ante el Senado, se le pidió al canciller que en las próximas negociaciones con el país norteamericano lleve una propuesta de “cómo va a apoyar Estados Unidos a los migrantes guerrerenses y mexicanos que se encuentran ya en estos momentos en territorio norteamericano”, y le externaron senadores su desacuerdo con que se importen productos agrícolas, ya que esto afecta a los productores mexicanos.

Sobre el despliegue de la Guardia Nacional en Chiapas para cuidar la frontera sur, indicó que se debe ser cuidadoso con los derechos humanos de los migrantes, ya que el recién formado cuerpo de seguridad no tiene atribuciones para detenerlos.

En otro tema, sostuvo que el gobierno federal ha fallado en la aplicación del programa de fertilizante gratuito, pues el insumo sigue sin llegar a todas las regiones del estado, lo que ha causado una crisis e inconformidad en el campo guerrerense.

“Podemos tener el riesgo de que baje la producción agrícola en Guerrero. El movimiento (las protestas) es real y no debemos minimizarlo, sí existe una crisis en el campo guerrerense”, expresó.

El legislador atribuyó el problema a la falta de experiencia de los responsables de la distribución del abono y los llamó a que “aprendan cuáles fueron los errores que se cometieron este año y que el año entrante lo entreguen a tiempo”.

También rechazó que las movilizaciones para exigir la entrega del fertilizante tengan un fondo político, como afirmó el delegado federal Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros, y urgió a que los funcionarios dejen de poner pretextos y ya repartan el producto a los campesinos.