ACAPULCO, Gro., 2 de abril de 2019.- El director de Telson Mining Corporation, José Antonio Berlanga Balderas, informó que Campo Morado de Arcelia, “una mina marginal y pequeña”, genera una derrama económica de 100 millones de pesos mensuales.

El ejecutivo de la empresa con sede en Canadá explicó que la mina de Campo Morado, proyecto que desde 2017 fue retomado tras un brote de inseguridad en la región, se le invertirán 600 millones de pesos este año, unos 30 millones de dólares canadienses, para renovar equipos y procesos.

“Tenemos 350 empleos directos y más de 500 indirectos en la región. Es una mina que ya estaba explorada, vinimos con la gente de la región y les preguntamos si estaban de acuerdo con que reabriera la mina. Platiqué con nueve comunidades para preguntarles y todos, no nos dijeron sí, nos dijeron: ‘por favor abra la mina, necesitamos empleo, necesitamos trabajo y la mina nos da seguridad, la gente está emigrando y aumentó la inseguridad’”, dijo Berlanga Balderas.

Comentó que el Tecnopolo, cuya operación comenzó el lunes en Iguala, significa la presencia de empresas proveedoras de otros estados y países en Guerrero: “el tener aquí combustibles, equipo, talleres especializados en equipo minero y a sus representantes, va a significar una reducción de costo y accesibilidad de los productos; para Iguala, va a representar una fuente de empleo y desarrollo importante”.

Mencionó que para procesar el material, Telson Mining invierte unos 30 millones de pesos mensuales sólo en Arcelia, además que la operación de la mina cuesta aproximadamente 100 millones de pesos cada mes.

La mina Campo Morado se ubica en Arcelia, 22 kilómetros al sureste de la cabecera municipal en la región Norte de Guerrero. “Somos una mina pequeña, procesamos 2 mil toneladas diarias de mineral, principalmente es zinc. Es una mina complicada, no es una mina nada fácil, hay que tener mucha eficiencia para que opere adecuadamente. Funciona, todavía no terminamos de invertir para hacerla más rentable. Es una mina marginal y estamos supeditados al precio del zinc, de si el precio baja, o la paridad, tenemos problemas, pero estamos conscientes de ello”, expuso.

Recordó que esa empresa retomó el proyecto que había cerrado por problemas de inseguridad en la zona, por lo que fue reabierta en junio de 2017.