CIUDAD DE MÉXICO, 10 de enero de 2019.- El representante en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Jan Jarab, señaló que el dictamen de la Guardia Nacional no cumple con criterios de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) sobre participación de las Fuerzas Armadas en tareas seguridad pública.

Al participar en la mesa sobre Derechos Humanos y Guardia Nacional en el marco de las Audiencias Públicas que se llevan a cabo en la Cámara de Diputados, el alto comisionado reconoció que el dictamen ha tenido cambios positivos, sin embargo, destacó que todavía hay motivos de preocupación sobre la creación de la Guardia Nacional.

Recordó que el pasado mes de diciembre, la CIDH notificó al Estado mexicano las sentencias relacionadas con dos casos de desaparición forzada y ejecución extrajudicial perpetrados por militares en tareas de seguridad, sin embargo, dijo, el proyecto que analizan los legisladores no cumple con los criterios que la CIDH mencionó en esa ocasión.

Al referir que desde que se tiene la presencia del Ejército en las calles, la violencia en México se disparó, señaló que el dictamen no brinda garantías que eviten la repetición de violaciones de derechos humanos cometidas por militares, y además, debilita los esfuerzos para fortalecer las corporaciones policiales.

Más información aquí.