CIUDAD DE MÉXICO, 11 de agosto de 2018.- Raquel Gómez Pliego, académica de la Facultad de Estudios Superiores (FES) Cuautitlán de la UNAM, desarrolló una alternativa para reducir los niveles de glucosa en sangre y la presión arterial alta, dos características de la obesidad y la diabetes.

Se trata de una bebida fermentada y preparada a partir de un consorcio microbiano de hierbas, raíces y plantas.

México ocupa el primer lugar mundial en consumo de refrescos y el sexto en bebidas endulzadas, de ahí se deriva, entre otros factores, la crisis de obesidad y diabetes que vivimos, de acuerdo a lo que refiere un comunicado de la máxima casa de estudios.

Inspirados en la bebida tradicional china kombucha (que se fermenta a partir de colonias de microorganismos benéficos para la salud), Gómez Pliego y sus alumnos Samanta González Téllez y Adrián Olivares Vázquez, de la licenciatura en Química Industrial, crearon Kombufesc, actualmente en trámite de patente.

“La innovación de nuestro producto está en la tecnología que usamos para su elaboración, y en el tipo de fermentaciones”, dijo la universitaria.

Más información aquí.