CHILAPA, Gro., 19 de mayo de 2015.- La delincuencia organizada desapareció a por lo menos 200 pobladores de Chilapa en los últimos dos años, informó el alcalde Francisco Javier García González.

En entrevista, detalló que la mayoría de los desaparecidos son de la zona sur del municipio y gente de las comunidades que llega a la cabecera municipal a comerciar sus productos artesanales y agrícolas.

“Hablamos de un número aproximado de 200 personas, eso es un dato alarmante”, advirtió el munícipe.

Recordó que cuando comenzó la desaparición masiva de personas, hace dos años, buscó el apoyo del entonces gobernador Ángel Aguirre Rivero, pero la respuesta del ex mandatario fue meramente mediática.

“En las fotos se veían los cuerpos de seguridad que transitaban aquí en el municipio, pero así como llegaban, así se iban”, recriminó el alcalde.

Reconoció que la mayoría de los casos de desaparición no se resuelven, aunque advirtió que en 2014 algunas personas de la comunidad de Ayahualulco regresaron a sus hogares tras estar cautivos por la delincuencia durante uno o dos meses.

El empresario chilapense José Díaz Navarro coincidió con la cifra presentada por el alcalde, pero advirtió que las 200 desapariciones corresponden únicamente de 2014 a la fecha.

A finales del año pasado, Díaz Navarro inició un movimiento para exigir la presentación con vida de las personas desaparecidas en Chilapa.

Este movimiento inició después de que sus hermanos, los comerciantes Hugo y Alex Díaz Navarro, fueron víctimas de desaparición, el 26 de noviembre.

Sus hermanos viajaban con el constructor Vicente Apreza García y con los arquitectos Jesús Romero Mujica y Mario Montiel Ferrer, quienes  ejecutaban un proyecto del programa Escuelas de Calidad, en una zona marginada del municipio de Chilapa.

Los cinco hombres fueron interceptados por un grupo armado, en las inmediaciones del poblado El Jaguey. A la fecha se desconoce su paradero.

“Tenemos alrededor de 200 desaparecidos, entre ellos mis cinco familiares”, detalló el empresario y activista.

Sin embargo, advirtió que es mínima la cantidad de casos denunciados ante el Ministerio Público, porque los familiares sienten temor y no confían en que las autoridades resuelvan las desapariciones.

Recordó que cuando él acudió ante el MP para denunciar la desaparición de sus dos hermanos y sus primos, las autoridades “le echaron la bendición” por atreverse a realizar dicho trámite.