CIUDAD DE MÉXICO, 17 de julio de 2020.- Tras la llegada a México del ex director de Pemex, Emilio Lozoya para que declare por la red de corrupción que tejió la constructora brasileña Odebrecht en el país, el ex funcionario tendrá la figura de testigo colaborador.

Así lo aseguró el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, quien declaró durante su conferencia matutina desde Colima que hay un compromiso para que sea una especie de testigo protegido.

“Hay acuerdo para que Lozoya informe de lo que sucedió en una especie de testigo protegido, pero aquí es otra la figura. Él declaró como testigo protegido en el caso de Estados Unidos, aquí hay algo parecido, se llama testigo colaborador. Ese es el compromiso que hizo la Fiscalía y a partir de lo que dé a conocer se va a saber quiénes están implicados”, puntualizó el Jefe del Ejecutivo desde Manzanillo.

López Obrador reiteró que políticamente señaló que para juzgar a ex presidentes se debe llevar a cabo una consulta, de la cual él votaría en contra, pues le interesa más que se estigmatice la corrupción.

“Yo lo sostengo pero no soy absoluto, creo que lo primero es el mandato de los ciudadanos, el soberano es el pueblo. Es importante el castigo, pero lo más importante en nuestro país como el nuestro donde ha imperado la corrupción, es estigmatizarle, quitarle todo lo que tenía de normalidad, porque se estaba volviendo costumbre, hábito”, sostuvo.

Aquí la nota.