CHILPANCINGO, Gro., 5 de agosto de 2019.- Durante el homenaje póstumo a cinco brigadistas que murieron en la temporada de incendios forestales, en los Honores a la Bandera de este lunes, la hermana del brigadista de Tixtla, Saúl Mier Deloya, Fabiola Robledo Deloya, denunció ante el gobernador Héctor Astudillo Flores que cuando su hermano falleció, no contaba con el equipo necesario para hcer su labor ni con seguro de vida, por lo que le pidió ayuda para las dos hijas que dejó.  

La ceremonia correspondiente al mes de agosto, realizada en Palacio de Gobierno, estuvo a cargo de los brigadistas de la Conafor, Semaren y Protección Civil, quienes rindieron homenaje y colocaron una ofrenda floral para sus compañeros caídos en meses pasados: Maurino Ojeda Corraltitlán, Xóchitl Ojeda Navarrete, Israel Beltrán Sánchez, Luis García García y Saúl Mier Deloya. 

Tras el discurso del gobernador, la hermana de Mier Deloya inesperadamente tomó el micrófono y indicó a Astudillo Flores que había intentado acercársele, pero no había podido; dijo apelar a su buena voluntad para que no desampare a la familia del joven y para que le den becas a sus dos niñas.

“En este momento apelo a su buena voluntad y estamos aquí su familia, y de verdad créame que para mí es un profundo agradecimiento que hagan esto para ellos que dan su vida en el trabajo, desafortunadamente mi hermano no tenía seguro, y las condiciones en las que fueron, no tenía el equipo adecuado”, expresó. El gobernador le respondió y dijo que este mismo día vería la manera de ayudarla. 

Mier Deloya murió el pasado 7 de mayo durante un incendio en una comunidad de Tixtla, donde cayó a un barranco de al menos 50 metros.