ACAPULCO, Gro., 7 de abril de 2017.- El fiscal Xavier Olea Peláez huyó cuando se le preguntó qué respondía al señalamiento de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), de que la Fiscalía a su cargo fue omisa en proporcionarle información sobre personas desaparecidas.

En su Informe Especial Sobre Desaparición de Personas y Fosas Clandestinas en México, la CNDH ubica a Guerrero como el estado con más fosas clandestinas en el país, y también está entre las 11 entidades federativas que concentran el 82 por ciento de las desapariciones de personas registradas entre 1995 y 2015.

Asimismo, señala a la Fiscalía de Guerrero entre los órganos de procuración de justicia que hicieron caso omiso a una solicitud de información para cotejar datos de personas desaparecidas que les hizo el pasado 16 de mayo de 2016.

“Los órganos de procuración de justicia de los estados de Colima, Guerrero, Morelos, Nayarit y San Luis Potosí fueron omisos en dar respuesta al requerimiento de la CNDH”, se lee en el comunicado del informe presentado ayer jueves.

Sin embargo, al preguntarle al fiscal guerrerense Xavier Olea Peláez cuando salía del acto de inicio de la operación de seguridad para la temporada vacacional de Semana Santa, guardó silencio y se dirigió a su camioneta cortando de tajo la entrevista que le hacían en ese momento reporteros de diferentes medios informativos.