CHILPANCINGO, Gro., 14 de agosto de 2019.- El Ayuntamiento de Taxco de Alarcón solicitó al Congreso del Estado suspender el trámite de donación de un terreno para reubicar a los damnificados del sismo del 19 de septiembre de 2017, de las colonias Martelas y Ruffo Figueroa, por no poder cumplir con los requisitos, sin embargo la Comisión Permanente aprobó regresar el expediente para que pueda concluir el trámite en beneficio de los afectados.

En la sesión de este miércoles, la diputada presidenta de la Comisión de Hacienda, Dimna Guadalupe Salgado Apátiga leyó el dictamen que fue aprobado, en el que la Comisión Permanente ordenó regresar el expediente de solicitud de donación de 25 mil metros cuadrados propiedad del Ayuntamiento, a favor de los titulares de las viviendas de las colonias mencionadas, para que reúna los requisitos.

En la lectura del dictamen, Salgado Apátiga reveló que “mediante el oficio el secretario de Gobierno del citado Ayuntamiento, remitió diversa documentación, pero también precisó que no dan pleno cumplimiento a lo requerido por el ordenamiento de la materia, solicitando la suspensión del procedimiento”.

No obstante, indicó, para dejar a salvo los derechos de los beneficiarios se consideró conveniente regresar el expediente para que una vez que reúna los requisitos se reinicie el trámite correspondiente para que el Congreso avale la donación.

En declaraciones posteriores la diputada informó que el expediente carece de la lista de beneficiarios, medidas y fotos de colindancias, escrituración y datos precisos, además de que no hay un expediente previo ni el acta de cabildo donde se aprobó la donación.

Dijo que pesar de no tener nada, el Congreso mostró apertura para que se complete el expediente y que no se dio plazo porque se hizo una notificación en primera instancia y ahora en segunda instancia.
“Estamos esperando la segunda, si no ya le daremos carpetazo al asunto, depende del Ayuntamiento”, dijo.

En el mismo dictamen la Comisión de Hacienda determinó rechazar la petición de baja de bienes inmuebles de los ayuntamientos de San Jerónimo y Apaxtla de Castrejón, así como la enajenación de un bien mueble propiedad del ayuntamiento de Xochihuehuetlán, por no contar con los elementos legales necesarios.

Asimismo, instruyó a la Auditoría Superior del Estado que lleve a cabo una auditoría a los bienes muebles de los Ayuntamientos de Apaxtla de Castrejón, Xochihuehuetlán y San Jerónimo, específicamente sobre los bienes a que refieren sus solicitudes, y en caso de encontrar irregularidades o responsabilidad por parte de algún servidor público se finquen responsabilidades.