ACAPULCO, Gro., 26 de febrero de 2019.- Franeleros e inspectores de la Dirección de Vía Pública municipal, aprovechan la afluencia vehicular al Abierto Mexicano de Tenis, y cobran hasta 500 pesos por estacionarse.

Desde las 13:00 horas que comienzan a llegar trabajadores, asistentes y visitantes es un problema encontrar un lugar donde estacionarse, ya que en las inmediaciones del complejo fueron colocadas vallas metálicas para que nadie se pueda estacionar, solo pueden hacerlo taxis colectivos y del hotel sede, así como oficiales.

Metros más adelante se localizan los franeleros, quienes se adueñaron del lugar colocando conos, botes de plástico y hasta cubetas; no permiten que nadie se estacione hasta que den por adelantado su pago. Todos ellos, son vecinos de las colonias aledañas como Bonfil, Puerto Marqués y La Posa.

En un recorrido de Quadratín Guerrero, se constató que un inspector de la Dirección de Vía Pública estaba en el lugar portando un chaleco verde y era el que cobraba a los automovilistas, también se encargaba de dar instrucciones a los demás franeleros.

Por su parte, el coordinador de los Servicios Públicos de Ayuntamiento porteño, Juan Carlos Manrique, aseguró que en total se han retirado 80 franeleros en el bulevar Costera La Palma, que llegaban a cobrar hasta 500 pesos por espacio.

También se mencionó que el operativo es permanente y lo realizan con la dirección de Parquímetros y agentes de la Secretaría de Seguridad Pública de Acapulco con la finalidad de que no se cometan irregularidades durante el Abierto Mexicano, principalmente por parte de vecinos de Puerto Marqués.

Comentó que hasta que concluya el evento, estarán asistiendo 20 trabajadores de la dirección de parquímetros, 15 agentes de Vía Pública y no habrá tolerancia porque este tipo de actitudes no abona a la imagen de Acapulco, pero continúan con el cobro, así como la reventa de boletos donde para este martes alcanzan los 12 mil pesos ya que juega el español Rafael Nadal y David Ferrer, el alemán Alexander Zverev, la estadounidense Sloane Stephens, entre otros.