ACAPULCO, Gro., 12 de junio de 2019.- El gobierno del estado, a través de la Secretaría General de Gobierno con las autoridades del Ayuntamiento de San Luis Acatlán, interviene en la solución del conflicto con habitantes de la comunidad de Pueblo Hidalgo, con el propósito de que se respete el Estado de Derecho y se asegure la gobernabilidad en el municipio.

Se informó en un comunicado que como consecuencia del acto de fuerza que realizaron pobladores de dicha localidad al tomar el Ayuntamiento Municipal, retener a 12 personas y sustraer armamento y equipo táctico, además de destruir computadoras y mobiliario, se ha incurrido en la comisión de delitos graves.

El pasado 14 y 15 de marzo, el conflicto inició con la retención del presidente municipal y de diversos integrantes de la comuna, lo que derivó en compromisos que contravienen a la norma al pretender el uso y manejo de recursos presupuestales para lograr la liberación.

Ante la imposibilidad de la autoridad municipal para cumplir esos acuerdos, el día 29 de mayo los pobladores bloquearon la carretera federal Acapulco-Pinotepa Nacional en Marquelia por tres días, por lo que existió una contrapropuesta con los inconformes que en su momento aceptaron, sin embargo tampoco se cumplió.

Posteriormente, el lunes 10 de junio tomaron el ayuntamiento, y al no encontrar al presidente municipal retuvieron a 12 funcionarios municipales y se apoderaron de patrullas y armamento de la Policía Municipal.

Por tal motivo, la autoridad municipal interpuso denuncias ante las autoridades competentes, por lo que se abrieron las carpetas de investigación respectivas.

El gobierno del estado conminó a las partes en conflicto a generar las condiciones para que se inicie de inmediato el diálogo que derive en la construcción de acuerdos con respeto a los derechos humanos y a la gobernabilidad, que evite problemas en la región.