CIUDAD DE MÉXICO, 6 de febrero de 2020.— “La justicia no es castigar, es prevenir, pero la última palabra la tiene la gente”, aseveró el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, sobre someter a juicio a los ex mandatarios.

“Pensaba que era mejor condenar el modelo neoliberal, que es mucho mejor que estar persiguiendo a políticos o influyentes, es mejor ver hacia el futuro porque así ya no volvemos al engaño, esto no quiere decir impunidad”, dijo.

En el Salón Tesorería de Palacio Nacional, el Jefe del Ejecutivo aseguró la mañana de este jueves que si los ciudadanos se están organizando, sin convocar a votar, participaría, pero lo haría en contra de enjuiciar a sus antecesores: Enrique Peña Nieto, Felipe Calderón Hinojosa, Vicente Fox Quesada.

“Para qué nos vamos a anclar en un asunto que nos puede distraer, nos puede quitar tiempo para avanzar en la transformación, o que nos confronte, no hay conflictos mayores una discrepancia extrema, radical entre las partes, es una transformación de terciopelo y profunda”, mencionó.

López Obrador insistió en su discurso que el golpe principal es contra la corrupción y acabarla de manera pacífica.

“Se molestan porque no uso el avión, imagínense cómo están por dentro por no poder hacer los negocios que hacían al amparo del poder público”, manifestó.

La nota aquí.