ACAPULCO, Gro., 6 de marzo de 2019.- El gobernador Héctor Astudillo Flores expresó su reconocimiento a la Marina y aseguró que esta actuó “con una gran prudencia”, ante el fallido desarme de policías comunitarios de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG) en la comunidad de Xaltianguis de este municipio.

Como informó Quadratín, este lunes marinos, policías federales, estatales y municipales desplegaron una fuerte operación de seguridad con el fin de desarmar a los comunitarios, lo cual fue impedido por un grupo de pobladores.

Entrevistado al respecto, después de la instalación de la Coordinación Estatal para la Reconstrucción, el mandatario defendió que lo que se buscaba era no generar más conflictos ni confrontaciones, que aclaró, no son generados por las instituciones de seguridad, sino más bien por quienes dicen defender a la sociedad y al final la someten a un problema de temor por estas confrontaciones, en referencia a los comunitarios.

 “En este caso lo que pasó en Xaltianguis, creo que la Marina al final de cuentas actuó con una gran prudencia y tiene mi reconocimiento”, insistió y explicó que por este problema generado entre dos grupos de comunitarios rivales, se deberán de tomar decisiones.

De la instalación de la Coordinación Estatal para la Reconstrucción, Astudillo Flores indicó que esto servirá para terminar las viviendas, escuelas y algunos patrimonios culturales e iglesias afectados por los sismos de 2017.