ACAPULCO, Gro., 21 de julio de 2019.- El arzobispo Leopoldo González González dijo que la presencia de las fuerzas armadas ha ayudado a la disminución de los índices de violencia e inseguridad en el estado, sin embargo consideró que para que se vean resultados, debe disminuir la impunidad de los delitos.

Durante su conferencia dominical en la Catedral Nuestra Señora de la Soledad, el prelado católico indicó que una investigación conforme a la ley y respetando los derechos humanos llevará al conocimiento de la verdad y del mismo modo a proteger a la sociedad y restablecer el orden de justicia dañada.

Del ataque armado a un bar en la plaza Condesa, en plena avenida Costera de Acapulco que dejó un saldo de cinco muertos y seis heridos, Leopoldo González expresó su dolor y cercanía a los familiares de las víctimas. Y a quienes cometen estos hechos violentos, los llamó a la conversión y a mirar el dolor de las madres, hijas, esposas, para conmoverse y dejar de causar tanto daño.

Asimismo pidió a las familias, escuelas, iglesias y medios de comunicación a continuar con el esfuerzo de transmitir una imagen integral de la persona humana, a partir de la cual se pueda fortalecer su actuar con valores. “Cada uno en la convicción de que es un bien para los demás y hacerlo se construya a sí mismo, esta es la base más firme de la seguridad entre nosotros”, expresó.

Por otra parte, de la encuesta del Inegi que dio a conocer que más del 80 por ciento de la ciudadanía desconfía de la Policía Municipal y que podía estar involucrada con la delincuencia, monseñor pidió no generalizar el comportamiento de los agentes. “Si alguna persona se le mira no confiable para un servicio que presta, entonces se la capacita o se le retira, más no generalizar, porque hemos de reconocer que hay personas que arriesgan su vida por cuidarnos, ellos son dignos de todo respeto nuestro”, concluyó.