ACAPULCO, Gro., 3 de marzo de 2019.- El arzobispo Leopoldo González González llamó a atender a las familias desplazadas de Guerrero, para generar las condiciones de paz que permitan el regreso a sus comunidades.

Lo anterior, luego de que como informó Quadratín, la falta de atención de las autoridades orilló a cientos de guerrerenses a trasladarse a la zona fronteriza de Tijuana, Baja California, para solicitar asilo político en Estados Unidos, mientras que otros permanecen afuera de Palacio Nacional.

En conferencia de prensa este domingo en la Catedral Nuestra Señora de la Soledad, el prelado católico reconoció que tanto la Iglesia, gobierno y sociedad son corresponsables en la creación de un ambiente de paz.

“Todos somos corresponsables en la creación de este ambiente donde podamos convivir, muy desde adentro de nuestro interior, nadie sea una amenaza para nadie, darnos la mano es fundamental y esto es lo mínimo”, afirmó.

Por otra parte, dijo que es un muy buen síntoma que los diputados y senadores llegaran a un acuerdo para la creación de la Guardia Nacional ante el grave problema de violencia que se vive en México.

No obstante, reiteró que se debe cuidar que no se dé una militarización y que se incluya a la sociedad, además de que se explique en qué consiste la supervisión de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).    

“Tal vez sea prudente que se tengan evaluaciones periódicas con participación de la sociedad para fortalecer o corregir este esfuerzo que se hace por disminuir la violencia y afianzar la seguridad en nuestra patria el empeño de todos, para que desde nuestro interior en la decisión de cada uno de no dañar a nadie, de ser un bien para los demás; construyamos estas condiciones de paz y seguridad”, expresó.