ACAPULCO, Gro., 7 de marzo de 2019.- Integrantes de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG) encontraron un cráneo humano durante un cateo en una casa de seguridad de los miembros de su grupo rival Los Dumbos, y atribuyeron ese hallazgo a que estos alimentaban con carne humana a los animales exóticos que mantenían en cautiverio, los cuales fueron entregados a la Profepa.

Como informó Quadratín, este miércoles se informó de un cateo donde se localizaron tres pavorreales, dos boas, un venado de cola blanca y un cocodrilo. También se dijo que un león fue liberado antes de que llegaran los comunitarios.

Entrevistado al respecto, el comandante de la UPOEG Ernesto Gallardo Grande indicó que también se hallaron un sinfín de iguanas y que en el caso del león, consideró que los integrantes de Los Dumbos dejaron la puerta semiabierta de la jaula antes de que llegaran ellos. No obstante, sostuvo que al felino lo tienen ubicado, ya que la noche del miércoles estuvo rondando el predio, por lo cual le dejan comida para atraparlo y encerrarlo para después entregarlo a las autoridades.

Además detalló que mantenían detenidas a tres personas que, dijo, confesaron estar involucradas con Los Dumbos. Un último hombre lo detuvieron este jueves en un filtro a unos metros de la casa de seguridad, a quien también vincularon con ese grupo armado.  

En un recorrido por Quadratín, se constató que en un predio de aproximadamente tres hectáreas y media, donde se tienen tres casas, hay una decena de autos desvalijados, una retroexcavadora, cuatro depósitos de gasolina, donde almacenaban todo el combustible que presuntamente era robado.

Además de dos bombas caseras y material para fabricar otras más, así como un tanque estacionario de una gasera. La fachada presenta varios impactos de arma de fuego y se encontraron decenas de casquillos percutidos de diferentes calibres, después de los enfrentamientos del fin de semana entre ambos grupos rivales que dejaron como saldo dos muertos y una mujer herida.

 Ernesto Gallardo también dijo que durante el cateo no se encontró ningún armamento, pues supuso que los otros comunitarios sacaron todas sus pertenencias, porque “ya sabían lo que iban a hacer y todo lo que pasaría, estaba planeado”.