CIUDAD DE MÉXICO, 9 de junio de 2016.- En Gentesur La Revista de México de julio de 2002 se publicó una entrevista que habla por sí sola de lo que son las palabras y los hechos 14 años después, cuando la crisis electoral que afronta el PRI se confirmó el pasado domingo en las urnas, al perder bastiones importantes.

Gobernará hoy sólo 15 estados, su más bajo nivel de los últimos años. Sólo ganó cinco de 12 gubernaturas en disputa.

En tal contexto, el actual dirigente nacional del PRI, Manlio Fabio Beltrones, aseguró que “el PRI y los gobiernos priístas deben asumir el mensaje de los electores de que hay acciones y actitudes que hay que mejorar y cambiar para conectarnos con la ciudadanía.

El electorado nos está mandando el mensaje de cambio de actitud del PRI y del gobierno para reconectarse con la sociedad. Tenemos que revisarlo y hacer nuestra propuesta al futuro”.

Pero, coincidentemente, lo mismo afirmó hace 14 años.

He aquí el texto de la entrevista aparecida en Gentesur La Revista de México hace casi tres lustros, reproducida con autorización de su director, Alberto Carbot:

El PRI se alejó de la sociedad asegura Manlio Fabio Beltrones; el ex gobernador se alista para disputar la CNOP

Las diferentes organizaciones que forman el Partido Revolucionario Institucional, requieren transformarse a la par del propio tricolor, ya que por ocuparse de sus equilibrios internos se han alejado en mucho de las causas populares que deben enarbolar, por lo que de cara a los comicios federales del 2003 y aún del 2006, deben trabajar hacia fuera y convocar a las amplias capas de la sociedad que se sienten abandonadas por falta de imaginación del actual gobierno federal para resolver sus problemas

Esta es la propuesta de Manlio Fabio Beltrones, el controvertido ex gobernador de Sonora, quien reapareció en la escena política después de una prolongada ausencia pública.

En entrevista con Gentesur, Beltrones afirma que, en la última parte de los regímenes priistas, concretamente en la administración zedillista, el partido se alejó de las causas populares al anteponer la macroeconomía y olvidarse del bolsillo de las familias.

La nota en Quadratín México.