ACAPULCO, Gro., 3 de abril de 2014.- Rechazaron trabajadores del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) que se encuentran en paro desde hace dos días el incremento salarial del 12% y un bono por 2 mil 500 pesos que les ofrecieron la Presidenta Magistrada Lambertina Galeana Marín y el magistrado Raúl Calvo Sánchez.

Después de varias horas de platicas, no se lograron avances en las negociaciones por lo que continuarán en paro todas las oficinas del poder judicial en el municipio.

Se informó que tan solo en Acapulco hay 21 juzgados entre civiles y familiares que tienen una carga de trabajo de aproximadamente 200 causas penales, lo que significa que están paralizados alrededor de 2 mil 200 asuntos que afectan directamente a personas sujetas a un proceso penal porque no hay paso a los juzgados, los detenidos no tienen acceso a sus expedientes y se corren términos constitucionales.

Se quejaron de que el Poder Judicial no es autónomo y tiene que estar sujeto a las decisiones del ejecutivo que no envió desde el año 2012 los recursos necesarios para los incrementos salariales que ya se habían comprometido.

Finalmente informaron que jueces, secretarios y proyectistas que permanentemente reciben capacitación para buscar un escalafón, se quedan esperando porque les imponen como magistrados a otras personas sin respetar la carrera judicial.