ACAPULCO, Gro., 18 de mayo de 2015.- En Guerrero funcionan solo 10 rellenos sanitarios, pero ninguno cumple con las normas sanitarias. El de Acapulco es uno de los que tiene una mayor extensión, allí 300 familias tienen empleo de manera directa o indirecta.

 

Pepenadores de ese basurero pidieron a la candidata del Partido Revolucionario Institucional (PRI) a diputada por el V distrito, Irma Figueroa Romero, legisle para darles seguridad y se les permita realizar el trabajo de recolección que actualmente lo hacen los trabajadores de Saneamiento Básico.

 

La candidata dijo que Guerrero genera 3 mil toneladas de basura por día y solo 2 mil se acopian; en Acapulco la recolección es de alrededor de 120 mil al año.

 

Los pepenadores del relleno sanitario le dijeron a Irma Figueroa que hace algunos años los camiones recolectores que coordina el ayuntamiento de Acapulco llegaban con papel, vidrio, aluminio y otros productos que comercializaban y con lo que las familias salían adelante, pero que de unos años a la fecha, los empleados municipales, durante sus recorridos por la ciudad, se encargan de recolectar los productos de valor y solo les dejan la basura inservible.

 

Los trabajadores municipales por dedicarse a la pepena le dedican solo 3 horas a la recolección y el resto del tiempo se dedican a separar lo que pueden vender, dejando a las 300 familias sin ningún residuo para comercializar.

 

Irma Figueroa se comprometió que de llegar al Congreso de Guerrero legislará para que todos los rellenos sanitarios funcionen con normas adecuadas y actuales así como darle seguimiento ante las autoridades municipales, estatales y federales.