El presidente del Consejo de Promoción Turística de México, Héctor Flores Santana, calificó el Tianguis Turístico de Mazatlán como el mejor de la historia de México, pues los resultados están a la vista, y al respecto, el gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo Flores, reconoció que Sinaloa le dejó “la vara muy alta” para la realización del Tianguis en Acapulco en el 2019.

Por supuesto que la declaración del ejecutivo del Consejo Nacional de Promoción Turística es de peso y mediáticamente contundente, sin embargo, autoridades y empresarios del ramo turístico de Guerrero, deben registrar esta afirmación categórica de una manera positiva, con madurez y profesionalismo, para iniciar de inmediato la planeación del evento que se realizará el próximo año.

Es importante apuntar, después de haber escuchado enlaces en vivo y reportajes en todos los medios de comunicación de prestigiados periodistas guerrenses que asistieron a Mazatlán, sus respectivas  opiniones en el sentido de  que, el éxito del Tianguis de Mazatlán, “se debió al trabajo incluyente de autoridades, empresarios y prestadores de servicios quienes hicieron la diferencia con un trabajo ordenado y en equipo para lograr su objetivo”.

En relación a lo anterior y con el mejor espíritu de autocrítica, es siempre positivo tener un punto de referencia para fijarnos metas  y objetivos concretos para trazar una ruta crítica de lo que se debe hacer para lograr la excelencia.

De esta manera, empezar la planeación integral con autoridades, empresarios, profesionales del sector, líderes de opinión, prestadores de servicios y la sociedad civil, con el objetivo de presentar a Acapulco, Ixtapa-Zihuatanejo, Taxco y los nuevos destinos emergentes, renovados, pulcros, con la mejor imagen pública, dispuestos a recibir, atender y despedir con excelencia al turismo nacional e internacional que nos distingue con su preferencia.

No perdamos de vista la gran oportunidad y el compromiso que todos tenemos por hacer que el Tianguis Turístico de México, vuelva a ser el Tianguis Turístico de Acapulco, pero para lograrlo, hay que seguir trabajando incansablemente con orden, planeación, inclusión y en equipo, hasta conseguir ese objetivo.

Es nuestra desicion lograrlo.

Como siempre, usted tiene la mejor opinión.