MORELIA, Mich., 11 de mayo de 2017.- Tras el anuncio sobre la eventual liberación del comandante José Manuel Mireles Valverde, su consanguínea Virginia Mireles aseguró que el líder y fundador de los grupos de los extintos grupos de autodefensa no tiene intención de retomar las armas.

Por el contrario, añadió, su necesidad primordial será atender los problemas de salud que recientemente ha enfrentado durante el enclaustramiento en los penales federales de Hermosillo, Sonora y Tepic, Nayarit.

En entrevista exclusiva con Quadratín Michoacán, la ex aspirante a una curul federal por Movimiento Ciudadano manifestó que la liberación de su hermano no es ninguna graciosa concesión por parte del Estado mexicano, sino por el contrario, un acto de justicia en el que Mireles Valverde fue víctima de una venganza política instrumentada del despoder por no someterse a los lineamientos del entonces comisionado para la Seguridad y Desarrollo Integral, Alfredo Castillo Cervantes.

La nota aquí.