CATEMACO, Ver., 1 de marzo de 2019.- Entre danzas, música, veladoras, incienso y cantos se llevaron a cabo, en las primeras horas de este 1 de marzo, los rituales de la misas blanca y negra en Catemaco, donde el contraste entre una y otra es marcado por el sacrificio de un macho cabrío.

En el malecón costero, los brujos blancos, liderados por José Luis Baxin Matilla, El Ángel Blanco, se reunieron para dar un recorrido a lo largo de éste, mientras las doncellas, quienes portan collares, iban en una balsa sobre la laguna de Catemaco.

Este ritual es realizado para darle gracias a la madre tierra por estar vivos y estar presentes de nuevo en los rituales, también piden por la unidad y la armonía entre los asistentes y así generar una buena vibra, que es llevada a casa.

Más información en Quadratín Veracruz.