ACAPULCO, Gro., 25 de octubre de 2016.- El presidente del Colegio de Licenciados en Turismo del Estado de Guerrero (Coltur), Jorge Muñoz Sánchez, indicó que el turismo hoy en día ya no es una alternativa de desarrollo para el puerto ya que no muestra “la prosperidad que en antaño ofrecía”.

Según datos del Índice de Ciudades Prósperas (ICP), elaborado en conjunto por la ONU y el Infonavit, Acapulco es uno de los municipios menos prósperos del país, mientras que otros destinos de playa como Cancún y La Paz son considerados entre los que tienen mayor prosperidad.

En entrevista para Quadratín Guerrero, Muñoz Sánchez dijo que si bien los factores considerados para medir éste índice no incluyen el tema turístico, afirmó que Acapulco se creó sin una planeación urbana y turística, contrario al caso de Cancún el cual fue “integralmente planificado” y que creció con otra visión.

En ese sentido dijo que el puerto es considerado un destino tradicional, lo que provoca que gente de municipios o comunidades aledañas que sufren pobreza y buscan mejores condiciones de vida se trasladen para trabajar aquí, sin embargo “Acapulco no ha podido generarles las posibilidades de un mejor nivel de vida”.

Explicó que “el turismo ya no está siendo una alternativa, ya no está siendo la palanca de desarrollo que antaño era y que generaba riqueza y derramaba muchas de sus bondades para la población”

Además aseguró que aunado a los problemas de seguridad, gobernanza, asentamientos poblacionales, factores ambientales y sociales, el modelo turístico de Acapulco “ya está agotado”.

El modelo está basado en el tipo europeo denominado Sand, Sun and Sex (arena, sol y sexo) que tuvo éxito en los años 50’s y 60’s y que actualmente, a causa del crecimiento exponencial, ya no puede proveer al puerto, convirtiéndolo en un destino turístico poco productivo.

“Es una ciudad que realmente está perdiendo su calidad de vida porque alrededor de la franja turística se están asentando, ha habido muchos asentamientos, hay muchos cinturones de miseria y si tú te vas a las grandes colonias, como Renacimiento, como la Zapata, como todos esos lugares pues obviamente son los que mayor número de delincuencia generan y son los que menor crecimiento en cuanto a infraestructura, desarrollo y calidad de vida tienen”, expresó Muñoz Sánchez.

Ante esto, señaló que Acapulco debe cambiar su modelo de turismo y crecimiento económico, y una manera de hacerlo es diversificar “el producto” y ofrecer otras cosas, como Cancún, el cual propone “sostenibilidad ambiental, ecoturismo, una ciudad planificada en la que tú encuentras muchísimo más orden, donde tú encuentras muchísimas cosas que Acapulco no ofrece”.