CHILPANCINGO, Gro., 23 de marzo de 2019.- Francisco Barragán Nava de 54 años de edad, originario de la comunidad de Coatepec de la Escalera, municipio de Leonardo Bravo, desplazado por la violencia de su lugar de origen, perdió la vida afuera de Palacio Nacional en Ciudad de México y murió con la esperanza de ver al presidente, Andrés Manuel López Obrador. Al menos 10 personas más enfrentan otras enfermedades.

Barragán Nava perdió la vida el pasado miércoles 20 de marzo a las 4:00 horas de infarto, después de permanecer varios días internado en un hospital de la capital de la República por una trombosis.

El director del Centro Regional de Defensa de los Derechos Humanos José María Morelos y Pavón (Centro Morelos) Manuel Olivares Hernández, informó que se desconocía de las enfermedades cardiovasculares que enfrentaba Barragán Nava.

Dijo que esperan que con la muerte del desplazado, el gobierno federal se sensibilice y atienda a los desplazados que se encuentran instalados desde el mes de febrero afuera de Palacio Nacional.

Barragán Nava formó parte de la comisión de personas desplazadas que se instaló afuera del Palacio Nacional en busca de ayuda por parte del gobierno federal, y durante un mes sufrió los cambios del clima invernal.

Olivares Hernández sostuvo que tras el caso de Barragán Nava, han detectado que más víctimas de desplazamiento forzado enfrentan estrés, parálisis facial, brotes de gripe e incluso un alumbramiento adelantado.

El cuerpo de Francisco Barragán ha sido trasladado la Sierra de Guerrero a Coatepec de la Escalera, donde fue sepultado.