CIUDAD DE MÉXICO, 23 de marzo de 2019.- Al inaugurar el estadio Alfredo Harp Helú, nuevo infierno de los Diablos Rojos del México, el presidente Andrés Manuel López Obrador, aseguró que “seguirá ponchando a los de la Mafia del Poder”.

Luciendo una chaqueta del equipo de béisbol, luego de escuchar el Himno Nacional Mexicano, en el diamante del nuevo estadio y rodeado de los jugadores escarlatas y de los Padres de San Diego, López Obrador dio el primer picheo. “Me da gusto mucho orgullo inaugurar este extraordinario estadio de béisbol.

No voy a hablar mucho porque hay algunos de la porra del equipo fifi, pero la mayoría está a favor del cambio y del rey de los deportes, el béisbol”, expresó el primer mandatario, luego de que se escucharon algunos abucheos en su contra.

De acuerdo con el diario Reforma, las expresiones de rechazo se oyeron desde que el mandatario entró al camo. “¡Fuera, fuera, fuera!, le gritaron.

Destacó que impulsará todos los deportes, entre ellos el béisbol, infantil, juvenil, amateur y profesional, “porque el béisbol es una pasión fecunda, que requiere de cabeza, corazón y carácter”. Y agradeció al dueño de los Diablos Rojos del México, Alfredo Harp Helú, por “ser el principal promotor de béisbol en México”.

La información completa aquí.