CHILPANCINGO, Gro., 6 de marzo de 2019.- El ex procurador de Guerrero Alberto López Rosas aseguró que para él, el caso Ayotzinapa de 2011 “ya es pólvora mojada”, pues consideró que personalmente ya está liberado, luego de que se le culpó del asesinato de dos normalistas en un desalojo violento a la Autopista del Sol.

Luego de que el martes el presidente de la Comisión Instructora del Congreso de Guerrero, Jorge Salgado Parra, informara que continúa vigente el juicio político que el también ex alcalde de Acapulco enfrenta junto al ex secretario de Seguridad Pública, Ramón Almonte Borja, López Rosas declaró que es un asunto bastante añejo y que es curioso que reaparezca.

“Creo que es curioso que hoy reaparezca el asunto, sin embargo, insisto, para mi es pólvora mojada, y si es para reabrir el caso, yo lo saludo, y ojalá que esos eslabones de impunidad, porque sí los hay, ojalá pueda ser el inicio de retomar la investigación del caso del 12 de diciembre de 2011 y deje satisfecho al pueblo de Guerrero a través de una investigación seria que realmente castigue, que realmente sancione a quienes cometieron los excesos de aquel momento”, expresó.

El también ex diputado federal indicó que cuando contendió a la gubernatura por el Partido Humanista en 2015 lo hizo como candidato externo, para recorrer el estado y someterse a las opiniones de quienes pudieran haberse sentido agredidos por los hechos del 12 de diciembre de 2011.

Dijo que no se descarta para el proceso electoral de 2021 y aunque indicó que no puede adelantar qué cargo buscaría, deslizó que ya fue diputado federal y alcalde, por lo que esos puestos están descartados, y mencionó que tiene otra meta.

“Yo estoy al pendiente del sentir de la sociedad y no creo que necesariamente la candidatura de 2021 pase por el Senado, tampoco que pase por el Ejecutivo. Yo creo que necesariamente va a tener que pasar por la ciudadanía y ahí es donde me van a encontrar, en la sociedad”, concluyó.