CIUDAD DE MÉXICO, 29 de enero de 2019.- De los tres pacientes menores tras la explosión en Tlahuelilpan, Hidalgo que se encuentran en el Hospital de Shriners de Galveston, Texas, Estados Unidos, a uno se le retiró la ventilación mecánica y dos continúan con la respiración artificial, sin embargo, autoridades de Salud aseguraron que se encuentran estables.

Del menor que permanece en el hospital regional de especialidad de Zumpango también se encuentra estable y tras múltiples evaluaciones se decidió que debido a su evolución no requería ser trasladado a un nivel mayor de especialización.

De tres pacientes que permanecen en hospitales generales, dos en Pachuca, Hidalgo y uno en Cuautitlán, Estado de México, dos se encuentran en niveles muy graves e inestables, y con altas probabilidades de morir en las próximas horas, por lo tanto un traslado sería de mayor riesgo, detalló el director general del Centro Nacional de Programas Preventivos y Control de Enfermedades (Cenaprece), Ruy López Ridaura.

El subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell Ramírez, informó que de los 27 pacientes que permanecen hospitalizados en México necesitarán una prolongada rehabilitación contemplada dentro de los protocolos médicos y en el compromiso de las instituciones del sector para sostener este apoyo en el mediano y largo plazo.

El subdirector de Salud de Petróleos Mexicanos (Pemex), Rodolfo Lehmann Mendoza, informó que en la unidad a su cargo se atiende a cuatro pacientes, tres de ellos muy graves y uno delicado con evolución satisfactoria.

Los cuatro son pacientes con más del 90 por ciento de la superficie corporal quemada, por lo que en caso de sobrevivir, el proceso de recuperación y rehabilitación es muy elevado.

Más información aquí.