ACAPULCO, Gro., 1 de julio de 2014.- El gobernador de Guerrero, Ángel Aguirre Rivero, y el presidente municipal de Acapulco, Luis Walton Aburto, aseguraron que los árboles que se encuentran en el zócalo no serán tocados durante la remodelación, su único interés es dejar un lugar moderno y digno.

Aguirre Rivero pidió a los medios de comunicación informar a la ciudadanía sobre los trabajos que se realizarán en el centro de Acapulco para modernizar el zócalo, y añadió que ni el gobierno federal, estatal y municipal tocarán un solo árbol.

Explicó que Acapulco requiere una renovación integral, por lo que no podían dejar de lado el corazón de este puerto que es el zócalo, así es que con ello se realizará su modernización. Además recordó que cuando colocaron el kiosco, hace ya varios años, la gente se quejó, pues argumentaban que el puerto ya no era un pueblito.

Dentro del proyecto está el retiro del Kiosco que pudiera colocarse en otro lugar, para que el zócalo cuente con una gran explanada que podrá ser utilizada tanto por los habitantes del puerto como por los turistas.

Finalmente el regidor del Partido Verde Ecologista, Mauricio Legarreta, dijo que su partido estará muy al pendiente de que se respeten los arboles del zócalo, aunque aclaró que ya les informaron que serán intocables.