ACAPULCO, Gro., 30 de mayo de 2019.- La alcaldesa Adela Román Ocampo advirtió que no se permitirá la incursión de civiles armados de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG) en el poblado La Sabana del puerto, ya que las instituciones que integran el Grupo de Coordinación para la Construcción de la Paz, son las únicas autorizadas legalmente para brindar seguridad a la población.

En entrevista después de encabezar la sesión de Cabildo abierto en el polideportivo de la colonia Jardín Azteca, Román Ocampo aseguró que desde el martes se enteró que un grupo de habitantes se reuniría con integrantes de la UPOEG, por tal motivo avisó de ello al gobernador Héctor Astudillo Flores, a través del secretario de Seguridad Pública estatal, David Portillo Menchaca.

“Me enteré que sesionó un grupo que simpatiza con la policía que se ostenta como comunitaria, pero que para mí son grupos de civiles armados y que supuestamente les habían dado permiso a esta organización para que entrara al poblado de La Sabana; se abordó de manera inmediata y afortunadamente se actuó a tiempo, porque ya no van a poder ingresar a brindar seguridad (civiles de la UPOEG), porque el Grupo de Coordinación para la Construcción de la Paz es el grupo legalmente autorizado en Acapulco para brindar seguridad a los habitantes”, detalló.

Román Ocampo rechazó las declaraciones del promotor de la UPOEG, Bruno Plácido Valerio, quien sostuvo que su llegada a La Sabana es a solicitud de los habitantes, y porque el delito de extorsión no ha disminuido.

“Es un punto de vista que yo no comparto, el señor Bruno Plácido no puede actuar de mutuo propio y no puede retar a las instancias de gobierno que tienen esta responsabilidad, como lo es el Grupo de Construcción para la Construcción de la Paz”, dijo.

Abundó que si incluso los civiles armados de la UPOEG pretenden instalar retenes, éstos serán detenidos, ya que las instancias de seguridad no permitirán su incursión, “como no lo permitió desde anoche que fueran desalojados, si operan los van a tener que detener y sacar”, aseguró.

En cambio, dijo, se planteó “sentar” a dialogar con Bruno Plácido con todas las instancias de gobierno, representantes en el Grupo de Coordinación.
En otro tema, anunció que habrá despidos en el Ayuntamiento de Acapulco, a petición de la Dirección de Recursos Humanos, sobre todo las personas “que no hagan nada, porque es la verdad hay mucha gente que no hace nada”, y también se liquidará a los trabajadores con poco tiempo de laborar en la alcaldía.

“Es de todo Acapulco sabido, que el Ayuntamiento no cuenta con recursos, pero que además hay mucha gente aviadora, que conforme se va descubriendo, se va yendo del Ayuntamiento, la gente que, aunque quisiera trabajar, no se tiene la capacidad para contratarlos y tienen muy poco tiempo de haber ingresado, pues es el criterio que se ha cedido”, señaló.

De la negociación que se lleva a cabo entre abogados de la alcaldía y líderes sindicales, indicó que continúan las pláticas, pero adelantó que existen peticiones que están muy fuera de lo legal y de lo posible económicamente.

“Bonos que piden que se aumenten y económicamente no tenemos posibilidades para poder basificar, a partir de mi mandato va a tener que hacerse un grupo o comisión de líderes sindicales y de parte patronal, para poder ver quiénes tienen derecho a ser basificados”, concluyó.