ACAPULCO, Gro., 11 de septiembre de 2019.- El rector de la Universidad Autónoma de Guerrero (Uagro), Javier Saldaña Almazán, dijo que viola más la Constitución que un universitario pida la intervención del Estado para modificar la ley de la institución que el no respetar la gratuidad de la educación, en alusión al llamado del ex rector Ramón Reyes Carreto a movilizarse para exigir la devolución del pago de cuotas de inscripción y la intervención de los diputados locales para conseguirlo.

En declaraciones en Acapulco, Saldaña Almazán advirtió que si tales movilizaciones son violentas, serán responsabilidad de los grupos que las convocaron. “Están pidiendo la intervención del Estado para modificar la ley, o por ambición o su propósito. Sé que va a hacer actos, quizá de violencia, pero son responsables directamente quienes están convocando a esta movilización”, expuso.

Reiteró que la gratuidad de la educación pública en la entidad será de manera paulatina y previó que sea en 2024 cuando no haya cuotas de inscripción en las escuelas de la Uagro.

Durante su mensaje, luego de inaugurar el gimnasio de la Facultad de Contaduría y Administración y firmar un convenio de colaboración con la empresa Contpaqi, por la donación de software de administración, el rector afirmó que la autonomía de la Universidad será defendida “donde sea y como sea”.

Informó que también convocará a una marcha, pero esta será para defender la autonomía de la máxima casa de estudios, y mencionó que los liderazgos de la institución están “muy inquietos”. Añadió que los directores de la Uagro saldrán a explicar por qué hicieron el cobro de cuotas.

“No vamos a permitir que un universitario quiera vender la autonomía, uno o dos universitarios, por intereses o ambiciones personales. Ya estuvo bien. Entre universitarios podemos aguantar cualquier crítica, somos tolerantes, pero ellos tienen intereses personales o políticos. Los llamo a la prudencia, a que discutamos en las instancias universitarias y esperemos las leyes secundarias”, expresó.

En cuanto al recorte presupuestal que propuso la federación, precisó que será de 100 millones de pesos a la carrera docente y del 0.4 por ciento al gasto de las universidades, lo que afectará a las instituciones educativas.

Javier Saldaña confió en la sensibilidad del encargado de la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES) para apoyar a la Uagro y que cuente con un presupuesto que le permita avanzar y consolidarse como institución.