CIUDAD DE MÉXICO, 10 de febrero de 2020.— “Me estaban cerrando y yo todavía con un pie adentro”, explicó uno de los guardias de seguridad en la puerta 1 del Palacio Nacional que da a la calle Moneda, sobre lo ocurrido durante un disturbio provocado por estudiantes de la Escuela Normal Rural Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa.

Un grupo de hombres escaló su protesta y arribó hasta ese acceso del edificio gubernamental, gritando consignas y golpeando la histórica puerta de madera que terminó dañada.

Apenas concluía la conferencia mañanera de este lunes del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, en el Salón Tesorería, cuando el grupo de hombres, algunos de ellos encapuchados, se concentró en las inmediaciones de puerta 1.

Uno de los guardias, que dependen de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), fue rociado con gas en el rostro y se limpió en uno de los baños, luego de los minutos de tensión que se vivieron alrededor de las 8:30 horas.

De acuerdo con testimonios, quienes se identificaron como estudiantes de Ayotzinapa intentaron entrar a Palacio Nacional, por lo que los agentes de la SHCP y de la Guardia Nacional cerraron el acceso y rociaron gas pimienta para tratar de diluir al grupo.

Al grito de “¡Ayotzi vive!”, los manifestantes se retiraron del lugar, después golpear la puerta con las vallas metálicas que se usan para formar a los miembros de la prensa y turistas que visitan Palacio Nacional.

Aquí la nota.