CHILPANCINGO, Gro., 12 de septiembre de 2018.- A la Agencia Quadratín Guerrero se le notificó que la Fiscalía Especial para la Atención a Periodistas atrajo la investigación del allanamiento con violencia a las oficinas de su Redacción en Acapulco, ocurrido el 20 abril de este año.

Por lo anterior, este miércoles el director de Quadratín Guerrero, Ricardo Castillo Díaz, acompañado del reportero Eduardo Yener Santos y de la abogada Janet Romero Romero, de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas del estado, acudió a la Fiscalía a ampliar su declaración, así como para pedir a las autoridades que agilicen la investigación, pues a casi cinco meses del hecho no se ha informado del avance del caso.

Castillo Díaz recordó que hace más de cuatro meses solicitó a la Procuraduría General de la República que la Fiscalía Especializada en Atención de Delitos contra la Libertad de Expresión atrajera el caso, ya que la Fiscalía General del Estado lo investigaba como un delito del fuero común.

Al ampliar su declaración, el director de la agencia aclaró que en el allanamiento no fueron robados 50 mil pesos, como reportaron agentes de la Secretaría de Seguridad Pública, y reiteró que este delito no tiene que ver con problemas con algún ex colaborador o trabajador actual de la agencia, luego de que dijo, se le pidió culpar a alguien en particular.

Además insistió en que el hecho sea investigado como un atentado a un medio de comunicación, pues fueron sustraídos material fotográfico e informativo de los últimos dos años.

Durante la comparecencia, la fiscal Rigoberta Román Orea pidió que el personal del medio sea quien señale a los presuntos responsable del allanamiento, con el argumento de que “la empresa Quadratín Guerrero maneja información de investigación periodística”, a lo que Ricardo Castillo se negó, pues indicó que toda la información se puede consultar en la página de internet de la agencia.