ACAPULCO, Gro., 2 de abril de 2020.- El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, informó que ordenó a la policía y el ejército de su nación, dispararle a todo aquel que no cumpla con los estatutos de la estricta cuarentena quie impuso en su territorio para evitar la propagación del Covid 19.

“Mis órdenes son para la policía y el ejército. En caso de problemas o de una situación en que la gente se pelee y sus vidas estén en peligro, dispárenles a matar”, dijo el mandatario tras dar a conocer que el brote viral “está empeorando” en ese país.

De acuerdo con El Financiero, Duterte también mencionó que retirará la ayuda alimenticia a los ciudadanos que no cumplan las reglas de dicha cuarentena.

“Los revoltosos morirán de hambre en la cárcel”, afirmó.

Asimismo, anunció que solicitará a la policía de Filipinas que castigue con productos químicos a las personas que atacan a doctores y trabajadores de salud.

Hasta el miércoles, Filipinas registraba 88 muertos y 2 mil 84 casos positivos de coronavirus, según datos de la Organización Mundial de la Salud.