ACAPULCO, Gro., 25 de marzo de 2020.- El representante del Transporte Turístico en la zona Diamante de este puerto, Jesús Damián Flores, advirtió que diversos hoteles del área cerrarán ante la invitación a quedarse en casa que el gobernador Héctor Astudillo Flores y la alcaldesa Adela Román Ocampo hicieron a los turistas.

En declaraciones a reporteros luego de la conferencia de restauranteros en playa Bonfil, lamentó que sólo dan servicio una veintena de vehículos de un total de 150 que conforman dicha organización, entre taxis colectivos, de sitio y camionetas Urvan, ante la estrepitosa caída en la demanda por la falta de turistas.

“El turismo no está viniendo y en consecuencia no estamos trabajando, desde que la presidenta anunció que habría cierre de todos (los negocios); hubo cancelación de reservaciones y está la espera de que se van a cerrar varios hoteles de acá, la zona Diamante”, expuso Damián Flores.

Pidió a los tres órdenes de gobierno apoyo para el sustento de los 150 transportistas que cubren las rutas Cruces-Diamante, Glorieta-Bonfil, Vacacional-Revolcadero y Aeropuerto-Vacacional.

“Los taxis blancos y amarillos trasladan a los trabajadores, los turísticos de Diamante, trasladan a los viajeros del Aeropuerto y ahora, son sólo guardias que se quedan para un servicio muy escaso. Queremos que nos apoyen”, declaró.

Damián Flores indicó que cerraron restaurantes del Grupo Anderson, como La Vicenta y Harry’s, ambos en el centro comercial La Isla, por lo que la afluencia se redujo y los vehículos pararon.

“De qué nos sirve la gasolina barata si no hay trabajo. Algunos hacen guardias, otros que hacen algunos mandados, pero casi todos están parados. Queremos que nos ayuden porque dependemos del turismo por completo”, expuso.