CHILPANCINGO, Gro., 20 de agosto de 2019.- A 10 años del asesinato del presidente del Congreso del estado, el perredista Armando Chavarría Barrera, su viuda Martha Obezo Cázares informó que solicitará que la Fiscalía General de la República (FGR) atraiga el caso, y que analizará la pertinencia de que el poder legislativo local intervenga en ello. 

En una ceremonia para conmemorar el aniversario luctuoso este martes, familiares, amigos y perredistas encabezados por el dirigente estatal Ricardo Barrientos Ríos, visitaron por la mañana la tumba de Chavarría Barrera en el panteón Central de Chilpancingo, en donde hicieron guardias y colocaron coronas de flores. 

Posteriormente se trasladaron al busto colocado en el Congreso local, en donde también se montó guardia, con la participación de diputados de la 62 legislatura, entre estos el presidente de la Junta de Coordinación Política, Antonio Helguera Jiménez, y la presidenta de la Mesa Directiva, Verónica Muñoz Parra. 

En su discurso, Martha Obezo pidió a los legisladores analizar la posibilidad de que el 20 de agosto, día en que fue asesinado Armando Chavaría, se decrete día de luto estatal y se ice la bandera a media asta. 

Reprochó que por el asesinato, fraguado en las esferas del poder, nadie ha sido procesado ni existe una investigación seria que permita dar con los responsables, además de enfrentarse con la indiferencia y alevosía ejercida desde el poder y que ha negado el acceso a la justicia. 

Aseguró que hay poderosos intereses que se oponen a que se conozca la verdad y se castigue a los verdaderos asesinos. De la supuesta vinculación de la guerrilla con el asesinato, indicó que nunca ha existido una investigación que soporte la consignación del expediente. 

“En el colmo de la burla, el expediente del caso ha sufrido todo tipo de atracos, mutilado, trasegado en la más completa opacidad, hace dos años fracasó el último intento por cerrar el caso. El ex fiscal Xavier Olea Peláez turnó el expediente para su consignación al Tribunal Superior de Justicia, igual que en 2010 se pretendía responsabilizar a las mismas personas (la guerrilla)”, acusó. 

Además de figuras políticas, la familia de Armando Chavarría Barrera estuvo acompañada por el director del Centro de Derechos Humanos Minerva Bello; la viuda de Arturo Hernández Cardona, Sofía Lorena Mendoza; la esposa del desaparecido Longino Vicente Morales, Bladina Diéguez Castro, y la hija de Ranferi Hernández Acevedo, Diana Itzel Hernández Hernández.